viernes, 3 de febrero de 2012

El arte de insultar como Winston Churchill

Buenos días! Aquí os dejo otra fantástica ilustración de Eduardo Salles. Hacía tiempo que no curioseaba su página y esta imagen me ha encantado. Y es que debo reconocer que, aunque yo no soy de esas personas que van insultando a la gente por ahí; cuando siento esa necesidad primaria, me encantaría hacerlo con talento y estilo xDDD ¿Quién no ha deseado insultar con la clasaza flemática característica de los británicos? ¿¿ein?? Aunque lo suyo es llevarnos todos bien y estar todos a gusto, la triste realidad es que hay ingentes cantidades de gilipollas all over the world; y ¡¡tenemos que decírselo para que lo sepan!!. Así que aquí vienen 10 puntos sobre el peculiar arte de criticar de frente a los demás. I said, he dicho :P

8 comentarios:

  1. Me adhiero. Siempre es mejor insultar con estilo, sobre todo para poder ver la cara del contrario, muchas veces incapaz de saber si le has insultado o no. Esa sutilidad que te permite poner a parir a una persona sin que esta se de cuenta, o llamarla de todo sin que la cosa acabe como el rosario de la aurora. Necesitamos una escuela para el insulto, creo que sería algo tremendamende provechoso (por desgracia, ya que estoy de acuerdo en que lo mejor sería la buena convivencia, pero un poco difícil en este mundo de... simplones con escasa dotación intelectual y dotes sociales nulas). Un beso,

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que si es un arte, porque poder cagarte en lo que te parece sin alterarte y que el otro se lo tenga que tragar es una arte de mucho cuidao. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que también lo consideres un arte, Juan. En mi caso, lo más difícil es lo de no alterarse; porque para que yo insulte a alguien es que me tiene que estar hirviendo la sangre :D
      Muchas gracias por pasarte por aquí y por comentar ^^

      Eliminar
    2. por cierto, que significa zamonina?

      Eliminar
    3. Hola Juan, siento haberte dejado tanto tiempo con la pregunta en el aire. Ahora a ver, que voy :D

      Hace tiempo me regalaron un libro de fantasía humorística que se llamaba "Las Trece Vidas y Media del Capitán Osoazul" de Walter Moers. Era una auténtica paranoia y me pareció tan irreverente que se volvió uno de mis libros de culto. En la historia del libro, existe un elemento legendario (como los de la tabla periódica xDD), que es el Zamonino, que piensa y que supuestamente lo sabe todo. Al final, el protagonista tiene un encuentro con él y por la conversación que mantuvieron, me estuve riendo a carcajadas toda una tarde.

      Desde entonces Zamonino es una palabra que me recuerda a un momento alegre. Era lo que quería para este blog y por eso lo usé. Sólo cambié el género et voilá!.

      Siento la chapada, pero no veía como explicarlo más brevemente :P

      Eliminar
  3. he conseguido escribirrrrrrrr! woohoo! solo un apunte. clase y británico no pueden ir en la misma frase juntos! te lo dice una que ha vivido allí. Palabrita del niño Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh my Gosh que ven mis ojos: si estás aquíí!! Me hace mucha ilusión poder leer todos los apuntes que quieras escribir. Bienvenida!! ^^

      Pero Leti, a mi me encanta lo inglesito y tu lo sabes. Si muero por que estrenen la próxima temporada de Downton Abbey!!! Y no me digas que McGonnagall no tiene clase :D

      Eliminar