sábado, 8 de octubre de 2011

Últimas películas que pasaron por mi retina.

Amiguitos! Perdonad la ausencia pero es que he estado muy liada con cosas de la uni. Ahora que es finde por fin puedo actualizar!! Y como hace tiempo que no posteo sobre películas, pues os voy a comentar las que he visto últimamente.

Primera decepción. Quizá porque estuviera ilusionada con la idea de que iba a ser un thriller psicológico basado en lo que ya era un cuento de miedo en su momento. Pero esto ni da miedo ni da na. Hay un triángulo amoroso que no tiene interés, las interpretaciones son muy simplonas, hay cada frase en la peli que te quedas en plan wtf??, no hay tensión, la banda sonora me pasó desapercibida. . .en fin. Yo creo que Gary Oldman y Julie Christie se dejaron liar porque (como yo pensaba) era una excelente idea "adaptar" Caperucita al plano adulto. Pero mira lo que ha salido. Lo único que me parece bueno son los escenarios, total y maravillosamente de cuento; y la fotografía, que está muy cuidada también. En la portada dice: ¿a quién tienes miedo?  Y yo respondo: ¡a bazofias como ésta! Ains. . .


Segunda película que no me acaba de convencer. Una chavala es internada por su padrastro en un psiquiátrico para que le hagan una lobotomía, pero uno de los celadores trafica con las niñas internadas y es el jefe de una especie de burdel chungo. La chica se hace amiga de otras cuatro y juntas deciden escapar de allí. Pero para lograr salir de esa mierda la protagonista recurre a una realidad alternativa. A ver, visualmente es espectacular, tiene unos efectos muy chulos y eso hay que reconocérselo a Zack Synder. La banda sonora es rock alternativo, que bueno. . .Y poco más. Las niñas son guapísimas, van enfundadas en trajes super sexys durante toda la película, sólo que a ratos van con armas y son superguerreras de la muerte. No sé, por ahí he leído que si será una peli de culto no se qué. . . a mí me parece una película para chavalillos y para que se luzcan las niñas. El único interés es ver si al final salen de allí o no.


¡A la tercera va la vencida! Pero qué llorera y qué mal cuerpo. Esta película pertenece a los clásicos del estudio Ghibli y cuenta la historia de Seita y Setsuko, que son hijos de un oficial de la marina japonesa. Todo comienza durante uno de los bombardeos americanos en el que los hermanos no consiguen llegar al bunker. Y bueno, a partir de ahí es una desgracia después de otra. Vas viendo como poco a poco los protagonistas se van agotando (sobre todo la niñita), como la guerra les va haciendo mella aún sin recibir ningún disparo o metralla. Aquí sí que no hay realidad alternativa, esta es la verdad de las guerras, la triste situación de las víctimas más débiles. Y es que aunque sea mágica y brillante la inocencia de los niños y el amor a tus seres queridos, sucede lo mismo que con las luciérnagas, que no estarán ahí para siempre. . .y menos cuando las guerras te los van quitando uno a uno. Aunque Setsuko es adorable, a quien le he cogido más cariño es a Seita, quien saca fuerzas de donde no las hay, que resiste para cuidar a su hermanita. Y sabed que según va pasando la película se te forma un nudo en la garganta y una tristeza en el corazón que no se irá hasta que sueltes lágrimas de impotencia y de pena. Una película que (si acaso no eres antibélico) te acaba de convencer de que las guerras son una puta mierda. Una historia triste, pero una obra de arte (que por cierto, la han rodado con personas, pero paso de volver a ver esta historia en mucho tiempo).

Sólo para la Tumba de las Luciérnagas sale mi quinteto de ositos. Y nada, que espero que veáis muchas películas mis queridos cinéfilos ^^ Pasad buen sábado!!

Preciosamente triste y sobrecogedora

No hay comentarios:

Publicar un comentario