viernes, 4 de marzo de 2011

El Maestro de las Burujas.- Walter Moers

Bueno, tras muchos esfuerzos para conseguir tiempo para leerlo, entre trabajos, salidas, y varias renovaciones: ¡Lo he conseguido! ¡He terminado el tercer libro de mi adorado Walter Moers! [el título del blog está en su honor -  el famosísímo elemento de Zamonia  pero en femenino ^^] Aunque el libro es de la biblioteca; lleva tanto tiempo en mi casa que me parece que es mío, jajaja, pero en fin, ya lo he dejado a disposición de otros lectores zamónifílicos.

Esta novela gastronómica de Zamonia cuenta las aventuras del gratito Eco. Un gratito se diferencia de un gatito, en que puede comunicarse con todas las criaturas parlantes que existen (entre otras cosas). Medio muerto de hambre en la ciudad más enferma de Zamonia, la quejumbrosa Sledwaya, Eco realiza un contrato con el malévolo Maestre de las Burujas. El gratito disfrutará de la más maravillosa comida del mundo hasta la próxima luna de las burujas, en la que tendrá que dejarse matar para que su grasa intervenga en un experimento alquimista. Mientras tanto vivirá en el castillo maldito del Maestre, donde habitan criaturas extrañas, existen salas ocultas y donde se esconden todos los secretos y peligros más cotizados del mundo. Allí, Eco deberá tramar un plan para evitar su fatídico destino, pero eso no será pan comido...

Cómo no, la novela es pura paranoia fantástica, platos que te transportan a otras sociedades, que te vuelven invisible partes del cuerpo, que te otorgan conocimientos y que te van transformando en alguien gordito, para que negarlo. Criaturas adorables como La Camisa, surrealistas como los muscílagos, inquietantes como la viuda nival o irritantes como las abejas-demonio, nos acompañarán durante la aventura, y muchísimos más porque, a Moers, imaginación no le falta. Yo le cogido mucho cariño a Eco, me ha dado pena despedirme de él, pero bueno, ahí lo tengo en mi memoria, junto con todas las aventuras que ha vivido (que no son pocas). ¡Qué grandes son los libros que hacen que te de pena acabarlos!. Bueno, para todo el mundo que le guste la fantasía humorística: ya sabéis!!!!

Como diría Fiodor.F.Fiodor: remondecable al tienco por tienco xD

No hay comentarios:

Publicar un comentario